En Bucaramanga, el piloto de reapertura de los restaurantes sigue en ‘stand by’

 En Bucaramanga, el piloto de reapertura de los restaurantes sigue en ‘stand by’

Los aumentos de casos del Coronavirus ‘frenaron en seco’ el piloto de reapertura que se había diseñado para los restaurantes en la capital santandereana. El gremio gastronómico sigue en crisis por la pandemia.

El estado epidemiológico en el que se encuentra Bucaramanga, tras los incrementos de casos positivos por COVID-19 de hasta 100 nuevos por día, hizo que la ciudad entrara en un proceso de contención responsable y progresiva de la pandemia. Por ello, el piloto de reactivación de los restaurantes quedó en ‘stand by’.

Así lo señaló Ángel Galvis Caballero, asesor del Municipio, al tiempo que advirtió que “eso no implica que el proyecto sea abortado, sino que la iniciativa queda a la espera de lo que pueda suceder con la pandemia”.

“Es importante aclarar que esta fase de contención en la que hemos entrado no implica desactivar sectores económicos; es decir, los sectores reactivados siguen trabajando. Las medidas tomadas son sobre la circulación de las personas que no se encuentran exceptuadas y están destinadas a reducir las aglomeraciones y concentraciones de personas en algunos puntos específicos de alta circulación”, añadió Galvis Caballero.

Argumentos

“De acuerdo con las consultas realizadas al comité epidemiológico se ha definido por un periodo de dos semanas reforzar medidas que puedan mitigar la velocidad del contagio del virus, de tal forma que prime más la prevención en la ciudad”, agregó el asesor.

“Durante este periodo y con el fin de mantener coherencia entre las medidas de reactivación económica y las definidas en la línea de acción de salud, el piloto de reapertura y de presencialidad de la atención a la mesa de restaurantes en Bucaramanga se mantendrán a la espera de la evolución en el número de casos de COVID-19 en las próximas semanas”, reiteró Galvis Caballero.

“La espera implica que cuando podamos reactivar seguramente lo haremos con nuevas capacidades que hemos adquirido en este periodo de pandemia. Por lo tanto, el sector gastronómico estará preparado de forma técnica y segura para una reactivación de mayor escala una vez superemos esta etapa”.

Galvis Caballero agregó que también quedaron en ‘stand by’ los pilotos de reactivación de iglesias, que estaban próximos a ser entregados al Gobierno Nacional para su pronta revisión y aprobación.

¿LAS OTRAS
ACTIVIDADES?
A pesar de las medidas restrictivas que rigen desde el pasado 1 de agosto, las actividades económicas que habían sido reaperturas, en el marco de la reactivación económica, podrán seguir operando cumpliendo con los protocolos de bioseguridad.
Sin embargo, para la Administración Local, la vida y la salud de los bumangueses priman por sobre todas las cosas.
Por tal motivo, y ante el aumento progresivo de contagios por COVID-19 desde las últimas dos semanas, la Alcaldía, en coordinación con autoridades metropolitanas y departamentales, acordaron endurecer las medidas de toque de queda y pico y cédula.
Cabe recordar que ahora el toque de queda va de lunes a viernes, desde las 7:00 p.m. a 5:00 a.m., y los sábados, desde las 6:00 p.m. hasta el siguiente día hábil a las 5:00 a.m. Estas medidas restrictivas regirán hasta el próximo 15 de agosto.

Tomada: Vanguardia.

producci

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *