EPS, en la mira por represar las pruebas de la COVID-19

 EPS, en la mira por represar las pruebas de la COVID-19

Estas dilaciones afectan principalmente a los usuarios de los servicios de salud. La Contraloría, la Procuraduría y la Supersalud han advertido sobre las diferentes demoras en las entregas de estas pruebas.

Las demoras tanto en las pruebas de la COVID-19 como en sus resultados, las mismas que han sido denunciadas por usuarios del sistema de salud e incluso por las autoridades locales y departamentales, tienen a las EPS en el ‘ojo del huracán’.

La Procuraduría, la Contraloría y la Supersalud coincidieron en señalar que tienen ‘bajo la lupa’ a tales EPS por el excesivo retraso en la entrega de resultados y el precario seguimiento de los casos de Coronavirus.

La entrega de los resultados de los exámenes, según los entes de control, debería darse a más tardar 72 horas después de practicado el examen, y no de 10 a 15 y hasta 20 días, como viene ocurriendo.

Si bien la Procuraduría hace la revisión a todas las entidades, el tema es grave si se tiene en cuenta que un diagnóstico a tiempo puede prevenir la propagación del virus y salvar vidas.

De hecho, en Santander hoy ya se registran 3.289 casos positivos, según datos de la Secretaría de Salud de Departamental.

Para el propio secretario de Salud Departamental, Javier Alonso Villamizar Suárez, a hoy se han realizado en Santander 38 mil 872 pruebas.

“Si se tiene el resultado oportuno se sabe cómo actuar inmediatamente. Si el resultado no se tiene, puede el paciente estar en la consideración de no ser estricto en su aislamiento e incrementarse el contagio”, señaló Víctor Raúl Castillo Mantilla, presidente de la Fundación Cardiovascular de Colombia, FCV, y el Hospital Internacional de Colombia, HIC.

“La realidad es que no hay capacidad instalada para hacer todas las pruebas que se requieren, no sólo en Santander sino en toda Colombia”, precisó.

“Hoy hay casi 68 laboratorios autorizados en el país, pero sus infraestructuras son insuficientes. Lo que se necesita es fortalecer de manera precisa la referida infraestructura”, añadió.

También responsabilizó por las demoras a las EPS, “aunque ellas también registras sus propias dificultades para agilizar estos análisis y emitir los resultados. Y algunas de ellas las tienen concentradas en sus laboratorios propios o en otros. De Bucaramanga se va el 70% de los exámenes a Bogotá y allí están muy congestionados; obviamente por eso se demoran hasta dos y tres semanas en dar los resultados”.

¿Por qué hay represamientos?
El secretario de Salud de Santander, Javier Alonso Villamizar Suárez, confirmó que hay un gran número de pruebas tomadas a pacientes del Departamento que aún no se han procesado.
Según explicó, esto obedece al alto número de exámenes que se han tomado en las últimas semanas y a la capacidad de procesamiento de las mismas en los laboratorios habilitados en Santander.
“Hay un número alto de represamiento de muestras. Se debe a la búsqueda activa porque se están tomando más pruebas de la capacidad para procesamiento. Estamos haciendo cerca de 700 pruebas diarias que se procesan en varios laboratorios”, explicó Villamizar Suárez.
Además, el funcionario aclaró que la demora también se debe a que algunas EPS tienen contrato con laboratorios privados en Bogotá, por lo que el procesamiento de la muestra es más lento.
“Estamos en conversaciones con la UIS para duplicar la capacidad de procesamiento y estamos trabajando con el ICA y la UDES para agilizar la toma y procesamiento de más muestras. Sin embargo, hay denuncias de que las EPS no están tomando pruebas o se están demorando en tomarlas y no entregan los resultados. Cuando hago el seguimiento, está el resultado, pero la persona no sabe, porque la EPS no informó”, dijo.
Otro de los atrasos en el procesamiento tiene que ver con que los siete laboratorios habilitados en Santander son de extracción manual.
“No tenemos equipos automatizados. Entonces eso también hace que procesar una muestra dure cerca de cinco horas. Vamos a adquirir un equipo para hacer extracción automatizada para poder aumentar el procesamiento”, anunció el Secretario.
La semana pasada había registro de 30 mil pruebas represadas en todo el territorio colombiano,
Vanguardia pudo establecer que en Santander a la fecha son más de 2.800 las pruebas que faltan por procesar, según el dato confirmado por los entes de control.
“Pedimos apoyo al INS (Instituto Nacional de Salud) pero ellos tienen prioridad con los cerca de 12 departamentos que no tienen ni un laboratorio”, puntualizó Villamizar.
¿Y qué pasó con Laboratorio Departamental?
De igual forma, la Gobernación de Santander admitió que tiene inconvenientes con la adquisición de unos equipos para lograr la puesta en funcionamiento del Laboratorio Departamental.
Pese a que desde marzo pasado tal laboratorio fue avalado por el Instituto Nacional de Salud para el procesamiento de pruebas diagnósticas de SARS-COV2, cuatro meses después desde allí no se ha obtenido el primer resultado de muestras realizadas en el Departamento.
El secretario de Salud, Javier Alonso Villamizar Suárez recalcó que el “Laboratorio Departamental está habilitado sólo para la fase preanalítica, y se obtuvieron recursos para llevar a cabo el procesamiento de las muestras, pero que se han tenido dificultades con unos equipos”.
“Tenemos material, insumos, reactivos, pero nos faltan equipos. Es decir, tenemos los recursos pero esos equipos están llegando en uno o dos meses; por eso, lo que decidimos hacer fue fortalecer a los laboratorios que se han ido certificando y habilitando”, explicó el funcionario.
Fue enfático en replicar que “en cuanto al Laboratorio Departamental se puede decir que sí está habilitado y está regulando el tema de las muestras en la fase preanalítica”.
“Se hace la toma y la recepción de las muestras. Pero tenemos un convenio con la Universidad Industrial de Santander, UIS, por valor de $800 millones, para diligenciar los resultados. Todo esto se da mientras nosotros fortalecemos nuestra infraestructura con la dotación de equipos de médicos”.
LÍNEAS DE
ATENCIÓN
La Gobernación de Santander tiene a disposición de la gente líneas telefónicas exclusivas para recibir orientación sobre la COVID-19. Se han denominado ‘Santander Previene’ y tiene disponibles los siguientes números: 6910700, 6570001, 6570030 y el WhatsApp 350118818.
Allí, quienes se comuniquen pueden reportar casos sospechosos de Coronavirus, conocer sobre el protocolo de viajeros y las recomendaciones de aislamiento en casa.
Desde que se dio apertura a estas líneas se han recibido 15.052 llamadas. De estas, el 54% han sido para reportar casos sospechosos de contagio, y el 46% restante para recibir orientación.

Tomada: Vanguardia.

producci

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *