Condicionan ayuda de EE.UU. para la lucha contra las drogas

 Condicionan ayuda de EE.UU. para la lucha contra las drogas

La enmienda se refiere al cumplimiento del fallo de la Corte que establece que solo se pueden adelantar fumigaciones aéreas contra cultivos ilícitos, si está demostrado que esto no provocará daños a la salud de las personas.

La nueva arista en la relación de Colombia con los Estados Unidos pasa por el condicionamiento de la Cámara de Representante de la nación norteamericana a la entrega de recursos para apoyar la lucha contra las drogas.

La enmienda que más ha generado controversia pide que se investigue si el dinero de cooperación ha sido utilizado en territorio colombiano para realizar interceptaciones ilegales, como se ha venido denunciando.

Desde que se empezaron a conocer las denuncias sobre supuestas interceptaciones ilegales por parte del Ejército a líderes opositores e incluso periodistas estadounidenses, desde el Congreso de los Estados Unidos se escucharon voces de rechazo ante lo que se ha calificado como una violación a los derechos humanos y la Constitución. Fue por esta razón que los representantes Alexandra Ocasio Cortez y Jim McGovern pidieron, con el respaldo de las mayorías, más vigilancia de los recursos de cooperación destinados a Colombia.

Sin embargo, las enmiendas aprobadas también incluyen que las autoridades estadounidenses tengan mayor participación en asuntos de seguridad nacional, debido a que contemplan la indagación del uso de recursos de cooperación destinados para la lucha contra las drogas, con el objetivo de determinar responsables y más transparencia en el manejo de los recursos.

Rafael Piñeros, analista de asuntos internacionales, indica que a Colombia solo le quedan dos escenarios: decir, está bien, aceptamos y este el informe de investigación al respecto, o comunicar que no acepta este condicionamiento debido a que se trata de información relacionada con la política interna. Sin embargo, agrega que no ve viable que esta última sea la opción que elija el Gobierno, que se ha esforzado por mantener en buenos términos la relación con los Estados Unidos.

Piñeros agrega que lo que queda en evidencia con la aprobación de estas dos enmiendas es que hay una preocupación general en los Estados Unidos por las denuncias que se han hecho alrededor de las supuestas interceptaciones ilegales durante los últimos años, utilizando recursos de cooperación.

Asímismo, Sebastián Bitar, experto en relaciones internacionales, agrega que el mensaje que envía la Cámara de Representantes de los EE.UU. con estas enmiendas es contundente, en el sentido de que ratifica que la relación más importante que tiene Colombia con ese país sigue siendo el Congreso, tal y como ha sido a lo largo de la historia.

Para Bitar, el condicionamiento es entendible porque el espionaje por motivos políticos está considerado ilegal y una violación a los derechos, pero también que se haga uso de la aspersión aérea con glifosato por fuera de los lineamientos de la Corte.

Tomada: Vanguardia.

producci

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *