Violencia, estrés y hurtos, los peores ‘contagios’ del área

 Violencia, estrés y hurtos, los peores ‘contagios’ del área
Este año se han registrado 69 homicidios en el área, se han disparado los indicadores de estrés y 2 mil 820 personas han sido víctimas de robos.

Los elevados índices de estrés, así como los fuertes episodios de violencia y hurtos, aparecen hoy como las otras ‘pandemias’ que afectan al área metropolitana de Bucaramanga.

Si bien las autoridades policiales y de salud hacen ingentes esfuerzos para bajar estos indicadores, es claro que están exasperados los ánimos.

En el caso de los problemas que afectan la tranquilidad de los bumangueses, según el Hospital Psiquiátrico San Camilo, “el estrés está disparado”.

A la angustia por los problemas económicos que traído el COVID-19, se suman la depresión y los constantes reportes de ansiedad que se generan entra la ciudadanía.

De hecho, en el último mes se han atendido 450 llamadas en la línea de asistencia del citado centro asistencial, las cuales dan cuenta del desespero ciudadano.

De igual forma, las lesiones personales, producto de riñas callejeras y familiares, también causan mella entre la gente. De hecho, según las cifras policiales, en promedio diario en Bucaramanga se reportan 9 episodios de este tipo de enfrentamientos.

Y si bien las cifras de la Policía han tenido un relativo descenso durante la pandemia en el tema de la violencia, siguen los homicidios, los robos callejeros y los hurtos a residencias.

Según el sociólogo Luis Gerardo Monsalve, “el confinamiento, las afugias económicas, el aumento del desempleo y la incertidumbre dispararon las reacciones emocionales negativas de los bumangueses”.

Agrega que “el temor a enfermarse o morir, la sensación de impotencia por no poder proteger a los seres queridos, el temor a acercarse a servicios de salud por riesgo a enfermarse, la desesperanza, el aburrimiento, el insomnio y obviamente el aumento de la zozobra generada por la emergencia sanitaria han salido a flote como nunca antes”.

En la percepción de seguridad e irritabilidad del área metropolitana, 59 de cada cien ciudadanos se sienten vulnerables y preocupados por su futuro.

De hecho, como consecuencia de la misma emergencia, los santandereanos han consultado la línea del Hospital Psiquiátrico San Camilo más de la cuenta, pues han sido fáciles ‘presas’ del miedo por la pandemia.

En cuanto a los síntomas graves, la institución de salud informó que los trastornos de ansiedad con aumento del consumo de sustancias sicoactivas, la crisis de pánico, el aumento de crisis depresivas, el alto consumo de licores, los trastornos del sueño, la violencia intrafamiliar asociada a las sobrecargas dentro del hogar y la exacerbación de los síntomas en pacientes psiquiátricos son los casos más frecuentes.

Lina Marcela Luna, representante del capítulo Santander del Colegio Colombiano de Psicólogos, explicó que ante una posible enfermedad mental siempre es importante buscar una red de apoyo, que en primer lugar sería la familia, “sin embargo también existen redes de apoyo externas como las líneas de atención, para que la gente pueda recibir orientación”.

“La situación psiquiátrica nos ha mostrado que lamentablemente hay una pandemia adicional y es la salud mental, porque las respuestas de nuestros servicios de asistencia a la gente no son suficientes para atender los problemas que tiene la comunidad”, puntualizó la funcionaria.

$!Violencia, estrés y hurtos, los peores ‘contagios’ del área
Tomada. Vanguardia.

producci

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *