Nápoles vs. Juventus, la primera gran final luego de la cuarentena

 Nápoles vs. Juventus, la primera gran final luego de la cuarentena

Disputarán el título de la Copa Italia en Roma, sin público. Un colombiano será campeón del torneo.

Juventus y Nápoles se enfrentarán este miércoles a puerta cerrada en el estadio Olímpico de Roma en la final de la Copa Italia, en la primera gran final europea tras más de tres meses de parón forzado a causa del coronavirus.

La capital italiana albergará todo un clásico de fútbol transalpino entre un Juventus que tuvo que sufrir hasta el final para eliminar al Milan en la semifinal y un Nápoles que superó al Inter empujado por una gran actuación del arquero colombiano David Ospina, quien se pierde la final por acumulación de tarjetas amarillas.

Lo que está fijo es que un colombiano será campeón del torneo, bien sea Ospina o Juan Guillermo Cuadradoquien busca convertirse en el jugador de esa nacionalidad con más títulos en la historia del torneo.

Juventus, que ganó trece veces la Copa Italia, llega a una nueva final tras un partido gris contra el Milan, en el que empató 0-0, con un penalti fallado por el portugués Cristiano Ronaldo, y en el que se clasificó gracias al 1-1 logrado a mediados de febrero en la ida de San Siro.

Cristiano, que falló ante el Milan el segundo penalti en 16 intentos desde que juega en el Juventus, busca reencontrarse con el gol en un juego decisivo que puede entregarle el tercer trofeo como jugador juventino, tras el título liguero y la Supercopa del año pasado.

Será un partido particular para el técnico del Juventus, Maurizio Sarri, que se enfrentará al equipo de la ciudad donde nació, al que entrenó durante tres temporadas antes de fichar en 2018 por el Chelsea y, el año siguiente, por el cuadro turinés.

Siempre manifestó su profundo respeto para el Nápoles, aunque parte de la afición lo tachó de “traidor” cuando aceptó la propuesta del histórico rival Juventus, y buscara su primer título italiano como entrenador. Por ahora, solo ha conquistado un trofeo, la Liga Europa levantada el año pasado al frente del Chelsea.

Por lo pronto, Sarri se molestó, y mucho, cuando le recordaron la falta de títulos. “Cuando escucho que no gané nada en este país me giran lentamente los huevos. Conseguí ocho ascensos en categorías inferiores, no es nada fácil”, dijo. “Solo estoy centrado en ayudar a los chicos para ganar algo, para el club y los hinchas. No pienso en los rivales u otras cosas, de todo eso no me interesa nada”, agregó.

Es una cita con la historia también para el técnico napolitano Gennaro Gattuso, que ya perdió en 2017 una final copera contra el Juventus, cuando entrenaba al Milan, y quiere tomarse la revancha, para dar nuevo empuje a una temporada hasta este momento gris para su equipo.

Antes de la final trascendió el enojo de Gattuso con el mexicano Hirving ‘Chucky’ Lozano, el fichaje más caro de la historia del Nápoles (42 millones de euros).

Quienes están cansados, quienes no se sienten listos, quienes no están serenos para mí pueden quedarse en el vestuario un día y no pasa nada. Saben que cuando saltamos al campo quiero a gente que esté al máximo. No permito a nadie arruinar un entrenamiento”, afirmó Gattuso en una entrevista con la Rai.

Italia es uno de los países más afectados por la pandemia, con más de 34.000 muertos, pero la situación sanitaria está controlada actualmente y, como el resto de sectores económicos, el fútbol ha podido reanudarse.

Lo ha hecho, claro está, en condiciones particulares, con el silencio de los partidos a puerta cerrada, el pasado fin de semana en los duelos inaugurales, las vueltas de las semifinales de Copa, Juventus-Milan y Nápoles-Inter. Y este torneo es el abrebocas para el regreso de la Serie A, a partir del viernes.

Tomada: EL Tiempo.

producci

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *