En Santander aumentaron las consultas de salud mental en cerca del 85%

 En Santander aumentaron las consultas de salud mental en cerca del 85%

El mortal virus y la medida de aislamiento obligatorio incrementaron en cerca del 85% las consultas de salud mental en Santander. Según un estudio liderado por Profamilia, se estima que alrededor del 75% de los colombianos ha sufrido algún tipo de afección mental en esta época.

La depresión, el insomnio, la ansiedad y el pánico se apoderaron de cientos de santandereanos en medio de la pandemia y de la cuarentena impuesta. Entidades como el Hospital Psiquiátrico San Camilo y la Cruz Roja habiltaron canales y grupos de atención especiales, para orientar a quienes padecen este tipo de afecciones en el departamento.

Las autoridades están alerta ante la situación. En Santander, las primeras estadísticas revelan que existe un incremento cercano al 85% en las consultas relacionadas con la salud mental, desde la llegada del virus y la imposición del aislamiento.

Lea también: Orientación y respuesta oportuna en la línea COVID-19 departamental

No es un problema menor. Antes de que se habilitaran los canales de atención y de orientación dispuestos en el departamento, decenas de ciudadanos en crisis llegaban hasta las salas de urgencia en centros clínicos en busca de algún tipo de asistencia o ayuda, según lo informado a Vanguardia.

Santander es apenas un reflejo de lo que ocurre con la salud mental de los colombianos, en tiempos del COVID-19. Los resultados de una encuesta nacional, liderada por la Asociación Profamilia, estiman que aproximadamente el 75% de la población habría tenido alguna afección de este tipo.

34% ha sentido rabia

De acuerdo con lo informado, 3.549 colombianos fueron encuestados en 10 ciudades, a través de medios virtuales, entre el 8 de abril y el 20 de abril pasados.

Del 75% de ciudadanos que afirmó haber sufrido alguna afección mental, el 54% dijo haberse sentido nervioso, el 53% cansado, el 46% impaciente y el 34% rabia o ira por el aislamiento, “siendo los jóvenes entre 18 años y 29 años los más afectados”.

El riesgo de muerte por Coronavirus origina múltiples preocupaciones en la cotidianidad de los colombianos. El 98% de las personas consultadas en este estudio de Profamilia cree que la pandemia es un problema grave, el 90% teme por el contagio de un familiar y al 88% le preocupa que algún familiar se contagie y no reciba atención médica oportuna.

Cerca del 64% de la población está preocupada por la crisis económica, 61% tiene incertidumbre sobre el regreso a la vida normal y al 52% le angustia un posible desabastecimiento de comida o insumos médicos.

Los problemas para el pago de arriendos causan preocupación en cerca de 44% de ciudadanos, 41% teme perder su trabajo o ingreso actual y al 22% le inquieta el futuro educativo de sus hijos.

Según tal estudio, la población objeto se clasificó en tres grupos, que responden de diferente forma ante la pandemia y la cuarentena: “Quienes se resisten a la situación (34%), quienes sufren (26%) y quienes la aceptan (40%)”.

Situación en Santander

“Hay un incremento en los casos de depresión, insomnio, ansiedad y pánico, que hemos atendido a través del Hospital Siquiátrico San Camilo”, informó Javier Villamizar, secretario de Salud de la Gobernación de Santander.

El funcionario precisó a Vanguardia que las consultas relacionadas con la salud mental de los santandereanos “se incrementaron en cerca del 85%, debido al COVID-19 y al aislamiento”.

El crecimiento de este tipo de casos, también aumentó la presencia de pacientes en los centros médicos, varias semanas atrás. “Las personas comenzaron a llegar a los servicios de urgencia con ansiedad, pánico e insomnio, a causa del COIVD-19.

“Se dispararon las afecciones de salud mental. Por esta razón creamos una línea de atención, con expertos y servicio durante las 24 horas”, indicó Pedro Gutiérrez, gerente del Hospital Siquiátrico San Camilo y médico especialista en siquiatría.

Este canal de orientación funciona desde hace más de dos semanas y se denominó ‘Linea de la Amistad’. Ante cambios de estados de ánimo o de humor, estrés, tristeza, entre otras afecciones, la ciudadanía encontrará apoyo en los teléfonos 6 96 0878 y 305 393 1600.

Por parte de la Cruz Roja, también existen las siguientes líneas de apoyo emocional en el departamento: 132, 6 33 0000 y 321 451 7475.

“Hemos atendido a más de 300 ciudadanos en la Línea de la Amistad; predominan la depresión y la ansiedad. Durante las últimas semanas la violencia intrafamiliar también se incrementó y los síndromes de abstinencia, por aquellos pacientes que son dependientes de fármacos. En casos en los que existe riesgo de suicidio, el paciente es remitido al Hospital”, precisó el Gerente de San Camilo.

producci

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *