Sigue la espera en el Chicamocha y los habitantes de Jordán temen lo peor

 Sigue la espera en el Chicamocha y los habitantes de Jordán temen lo peor

Expertos señalan que una vez hagan dragado en las zonas represadas, el agua empezará a fluir con normalidad. La emergencia en el río Chicamocha cumple seis días en espera y los habitantes del sector manifestaron su intranquilidad.

El Comité de Riesgos y Desastres de Santander, la Corporación Autónoma Regional de Santander, CAS, Alcaldes de municipios como Jordán y Cepitá, y comunidad en general han hecho visitas constantes a los puntos en donde se ha presentado represamiento en el río Chicamocha a raíz del deslizamiento de tierra en algunas montañas en el corazón del Cañón. La comunidad sigue en la impaciente espera de que con maquinaria se intervenga el lugar, el agua recupere su cauce y merme el peligro.

Desde hace seis días los vecinos de la vereda San Miguel de Cepitá han sido testigos de un evento, que bien dicen, nunca habían presenciado. “El ruido era durísimo. Uno piensa lo peor. La quebrada se creció y afortunadamente no hubo víctimas, solo daños materiales”, narró Pedro Emilio Moreno.

Lodo, piedras y demás escombros naturales arrasaron con cultivos de melón y tabaco dejando a campesinos de la región con los brazos cruzados. Una vez más deberán empezar de ceros.

Desde la madrugada del 27 de marzo y tras ser alertados por un fuerte aguacero, los guanentinos no han podido pegar el ojo en las noches. El agua no ha recuperado su cauce natural y según señaló a Vanguardia Arnulfo Castro Ferreira, alcalde de Jordán, el nivel no ha mermado y con las lluvias de los últimos días la preocupación aumenta. “Llevamos días esperando la maquinaria. Pero nada. Sigue lloviendo y eso no da tranquilidad. Por más que le hicieron camino para que corriera y bajara el nivel, con las lluvias de los últimos días es evidente que ha subido un poco más”.

Según el funcionario, con una máquina oruga y un brazo de 12 metros en uno o dos días podría desocupar el represamiento. Explicó además que hay tres tapones: uno más arriba de Pescadero, otro en Cepitá y uno más en el mismo municipio en la vereda San Miguel. La mitad de los habitantes de Jordán siguen ubicados en albergues y los demás residen en el municipio.

Intervención

Este medio habló con César García, director de Gestión del Riesgo Departamental, quien explicó que el material del estanque está compuesto por tierra, lodo y piedras, y que son dos los puntos más críticos. “Ayer hicimos un sobrevuelo con el gobernador Mauricio Aguilar en horas de la tarde, junto con el Comandante del Departamento de Policía de Santander, coronel Carlos Julio Cabrera Suárez, y pudimos confirmar que el material que se desprendió de la montaña impide que el río fluya en su cauce con normalidad. Ha ido diluyéndose de manera natural, poco a poco, pero no alcanza a bajar el agua que se espera”.

El funcionario resaltó que la preocupación más grande es que dicha acumulación baje con fuerza y arrastre lo que encuentre a su paso. Señaló que el municipio de Cepitá no tiene dificultad porque está muy por encima de la cota de inundación.

“Ya la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo autorizó la intervención del río con maquinaria y a su vez se hizo solicitud de ayudas humanitarias para los dos municipios en donde los cultivos se vieron afectados. También para aquellas familias que están viviendo en sectores apartados, lejos del peligro”.

César García explicó además que la demora en la operación se debe a los trámites para otorgar permisos de máquinas. Y que una vez que se haga el dragado, el río Chicamocha volverá a fluir.

Creciente súbita en el río ruárez
Vanguardia conoció que el río Suárez y Sogamoso también se mantienen en alerta, pues se han presentado crecientes súbitas en inmediaciones a los municipios de Simacota y Villanueva. César García, director Gestión del Riesgo Departamental, afirmó el hecho. “Se está estudiando y esperamos reportes por parte de la Corporación Autónoma Regional de Santander, CAS. Por ahora invitamos a la población a estar alerta y dar aviso ante cualquier señal de emergencia”.

producci

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *