Hasta un 80% se redujo el caudal de quebradas de la Provincia Comunera

 Hasta un 80% se redujo el caudal de quebradas de la Provincia Comunera

La situación ambiental en esta provincia tiende a ser desalentadora. El verano logró menguar significativamente el caudal en varias quebradas.

Las altas temperaturas en Santander han afectado a varios agricultores de Curití, San Gil y Barichara. Ahora el Socorro entró en alerta. La Corporación Autónoma Regional de Santander, CAS, informó que el caudal de las fuentes fluviales de varias quebradas de la región disminuyó de forma considerable. Autoridades piden conciencia ambiental, especialmente en tiempos secos.

Basta con recorrer la zona rural de las provincias del sur de Santander para encontrar cultivos con colores pálidos al estar cubiertos por capas de polvo amarillo. Esta tierra seca es producto de la escasez de lluvias. Óscar Edwardo Patiño, agricultor, recordó que la última lluvia registrada fue la del pasado 31 de diciembre, y que desde entonces el verano se hace cada vez más intenso. “Hay que buscar la forma de racionar el agua porque además de la casa, uno tiene que pensar en los animales. El ganado consume mucha agua. Al lado de la casa hay una quebrada pero está seca… ni una gota de agua”.

Fuentes de agua afectadas

Bweimar Hernando Pérez Beltrán, integrante de la oficina de apoyo Regional Comunera de la CAS, señaló que hay veredas que ya no cuentan con servicio de agua porque el caudal ha disminuido mucho. Según sus cálculos, se estima un 80% en la reducción del caudal de quebradas como Santa Rosa, Cinco Mil, La Vega, entre otras. “Siempre le recordamos a la gente que debe ser muy consciente del uso del líquido y utilizarlo de manera eficiente. Por ahora podemos recomendar el buen uso del agua y a futuro formular planes de acción en donde se mitigue el cambio climático por medio de las buenas prácticas”.

Según Pérez Beltrán, las altas temperaturas han perjudicado las fuentes de agua; aunque señaló que la historia sería distinta si no hubiese deforestación sin contar con permisos de la CAS. “Nosotros concedemos ciertos permisos, pero en lugares y árboles específicos. La gente se aprovecha de esto y termina talando más de la cuenta. Tampoco hay conciencia y protección de las fuentes hídricas. La Ley es clara al señalar que no está autorizado hacer provecho del terreno a 30 metros a lado y lado de los manantiales y a 100 metros a la redonda de sitios de afloramiento de agua. Estos lugares deben ser protegidos y preservados”.

Prohibición de quemas controladas

Cuatro municipios de la Provincia Comunera están en alerta ante conatos de incendios. Simacota, Hato, Gámbita y Suaita son lugares propensos a sufrir las inclemencias del clima y el fuego, sobre todo ante la costumbre de los campesinos de realizar quemas controladas.

La CAS explicó que es una creencia y forma errónea. Añadió que la tierra se debe rozar con antelación y que el mismo resultado de esto se descompone y se convierte en abono. “Ya se ha dicho en reiteradas ocasiones que las quemas tienen una sanción económica por parte de la Corporación de hasta 5 mil salarios mínimos, y una acción disciplinaria por parte de la Policía Ambiental, si son sorprendidos en flagrancia”.

producci

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *